Letargo en perros

Descripción general del letargo canino

El letargo es un estado de somnolencia, inactividad o indiferencia en el que hay respuestas retardadas a estímulos externos tales como estímulos auditivos (sonido), visuales (vista) o táctiles (táctiles). El letargo también puede referirse al malestar general y la disminución de la actividad exhibida por los perros que no se sienten bien.

El letargo es un signo inespecífico asociado con muchos posibles trastornos sistémicos subyacentes. Puede tener poco o ningún impacto en el individuo afectado; sin embargo, su presencia puede representar una enfermedad grave o potencialmente mortal. El letargo de más de un día de duración no debe ignorarse y debe abordarse, especialmente si persiste.

Causas generales del letargo canino

  • Anemia (recuento bajo de glóbulos rojos)
  • Otros trastornos de la sangre.
  • Trastornos cardiovasculares (corazón y vasos) y pulmonares (respiratorios)
  • Inflamación o infección crónica.
  • Drogas o medicamentos relacionados
  • Anomalías electrolíticas
  • Trastornos endocrinos (hormonales) o metabólicos.
  • Enfermedades gastrointestinales
  • Trastornos del tracto urinario.
  • Cáncer
  • Enfermedades inmunes
  • Ciertas enfermedades graves de la piel.
  • Ciertas enfermedades oculares, particularmente aquellas asociadas con la ceguera.
  • Trastornos neurológicos y neuromusculares.
  • Trastornos nutricionales.
  • Trastornos del comportamiento.
  • Enfermedades esqueléticas
  • Enfermedades infecciosas
  • Exposición a ciertas toxinas.
  • Trauma físico
  • De qué mirar

  • Un cambio general en el comportamiento
  • Languidez
  • Renuencia a jugar, hacer ejercicio o realizar comportamientos normales
  • Esconderse, evitar el contacto con personas u otras mascotas.
  • Disminución del apetito o sed.
  • Signos gastrointestinales (vómitos, diarrea, pérdida de peso)
  • Respiración dificultosa
  • Temblores
  • Debilidad
  • Cambios en el nivel de conciencia.
  • Fiebre
  • Diagnóstico de letargo en perros

    Como el letargo es un signo muy inespecífico y está asociado con docenas de dolencias físicas, las pruebas de laboratorio de referencia son útiles para identificar cualquier anormalidad sistémica que deba realizarse con más pruebas. Los ejemplos de estas pruebas de detección iniciales incluyen:

  • Conteo sanguíneo completo (CBC)
  • Perfil bioquimico
  • Análisis de orina
  • Examen fecal
  • Radiografías de tórax y abdomen (radiografías)

    Si las pruebas iniciales no son concluyentes o si se detectan anormalidades, su veterinario puede considerar realizar pruebas de diagnóstico adicionales, como:

  • Ecografía abdominal o torácica / cardíaca
  • Pruebas serológicas para enfermedades infecciosas.
  • Cultivo bacteriano de orina, heces o sangre.
  • Ensayos endocrinos (hormonales)
  • Radiografías de varias partes del esqueleto.
  • Citología y biopsia de líquido o tejidos anormales.
  • Examen ocular completo
  • Examen neurológico completo
  • Evaluación de comportamiento completa
  • Ciertas pruebas inmunológicas.
  • Tomografía computarizada (tomografía computarizada)
  • Resonancia magnética (MRI)
  • Tratamiento del letargo en perros

    Cuando se desconoce el problema subyacente, puede ser difícil o incluso imposible tratar el letargo sintomáticamente. Identificar una causa subyacente es esencial para determinar el plan de tratamiento apropiado y la atención del paciente.

    Cuidados en el hogar

    Una vez que se haya instituido la terapia, administre los medicamentos recetados según las indicaciones de su veterinario. Observe la actividad general y el apetito de su mascota, y notifique a su veterinario si alguno de los síntomas empeora o cambia.


    Ver el vídeo: Cómo saber si tu perro se va a morir (Julio 2021).