Enfermedades condiciones de gatos

Estructura y función de la glándula tiroides en gatos

Estructura y función de la glándula tiroides en gatos

A continuación hay información sobre la estructura y la función de la glándula tiroides felina. Le informaremos sobre la estructura general de cómo funciona la glándula tiroides en los gatos, las enfermedades comunes que afectan la glándula tiroides y las pruebas de diagnóstico comunes realizadas en los gatos para evaluar la glándula tiroides.

¿Qué es la glándula tiroides?

La glándula tiroides es una glándula endocrina que produce hormonas tiroideas que regulan muchos procesos metabólicos en el cuerpo. Los procesos metabólicos son actividades que ocurren en las células e implican la liberación de energía de los nutrientes o el uso de energía para crear otras sustancias. Las hormonas tiroideas son importantes en el mantenimiento de niveles de actividad normales y saludables de muchos órganos diferentes en el cuerpo.

¿Dónde se encuentra la glándula tiroides en los gatos?

La glándula tiroides se encuentra en la parte frontal del cuello, debajo de la laringe (caja de la voz). La glándula tiroides consta de dos lóbulos, uno a cada lado de la tráquea, y cada glándula está profundamente enterrada en los tejidos blandos del cuello que rodean la caja de la voz.

¿Cuál es la estructura general de la glándula tiroides felina?

La glándula tiroides es una glándula alargada, de color rojo oscuro, cuyo tamaño es variable, dependiendo de la raza y el animal individual. Tiene la forma de una "pajarita", que tiene dos mitades o lóbulos. Una glándula tiroides normal generalmente no es palpable (se puede sentir) en el gato.

Microscópicamente, el tejido tiroideo está formado por dos tipos de células: células foliculares y células parafoliculares. La mayor parte del tejido tiroideo consiste en células foliculares, que están compuestas por millones de pequeñas estructuras en forma de saco, llamadas folículos. Los folículos almacenan y secretan hormonas que contienen yodo llamadas tiroxina (T4) y triyodotronina (T3). La tiroides requiere yodo para producir estas hormonas. Tanto T4 como T3 son reguladores importantes del metabolismo del cuerpo.

El subconjunto más pequeño de células, las células parafoliculares, secretan la hormona calcitonina, que ayuda a regular los niveles de calcio en el cuerpo al reducir el calcio en la sangre.

Dos pequeñas glándulas paratiroides están asociadas con cada glándula tiroides. Las glándulas paratiroides también regulan los niveles de calcio en el cuerpo y aumentan el calcio en la sangre. Las glándulas paratiroides también ayudan a regular los niveles de fósforo.

¿Cuáles son las funciones de la glándula tiroides en los gatos?

Aunque es muy pequeña, la glándula tiroides juega un papel importante en la regulación del metabolismo del cuerpo y el equilibrio de calcio. Las hormonas T4 y T3 estimulan cada tejido del cuerpo para producir proteínas y aumentar la cantidad de oxígeno utilizado por las células. Cuanto más trabajan las células, más trabajan los órganos. La hormona calcitonina trabaja junto con la hormona paratiroidea para regular los niveles de calcio en el cuerpo.

La cantidad de hormona secretada por la glándula tiroides está controlada por la cantidad de hormona estimulante de la tiroides (TSH) producida por la glándula pituitaria. La cantidad de TSH producida a su vez es controlada por el hipotálamo (un pequeño grupo de células cerebrales que se encuentra justo por encima de la glándula pituitaria y transmite mensajes al cerebro).

¿Cuáles son las enfermedades comunes de la glándula tiroides?

El hipertiroidismo es un trastorno común que se observa en gatos de mediana edad y mayores. La glándula tiroides se vuelve hiperactiva y se liberan cantidades excesivas de la hormona tiroxina (T4). La tasa metabólica de muchos órganos aumenta en esta enfermedad, lo que causa múltiples signos clínicos que incluyen pérdida de peso, apetito voraz, vómitos, diarrea y actividad o vocalización excesiva.

El hipotiroidismo es un trastorno raro de los gatos que surge cuando la glándula tiroides se vuelve poco activa y produce cantidades insuficientes de T4. El aumento de peso, la lentitud y el mal pelaje pueden verse asociados con este trastorno.

Los tumores de tiroides pueden ocurrir en gatos. El tumor tiroideo más común en los gatos es un tumor benigno que produce cantidades excesivas de tiroxina y produce signos de hipertiroidismo. Los tumores malignos de la tiroides son menos comunes.

¿Qué tipos de pruebas de diagnóstico se utilizan para evaluar la glándula tiroides?

Existen varias pruebas que son particularmente útiles para evaluar la glándula tiroides, y la mayoría implica medir niveles de T4 o T3.
.
Los niveles séricos (de sangre) de T4 suelen ser muy elevados en gatos con hipertiroidismo. Ocasionalmente, T4 no está elevado y se indican pruebas más especializadas, incluida la medición de T3, pruebas de supresión de T3 y escaneos de yodo radioactivo de las glándulas tiroides.

En los raros casos de hipotiroidismo, los niveles de T4 y T3 en la sangre son bajos.
El examen de ultrasonido del cuello / glándula tiroides, la aspiración con aguja fina y la citología (células que evalúan microscópicamente), la biopsia de tiroides, la tomografía computarizada (tomografía computarizada) y / o la resonancia magnética (MRI) pueden ser útiles para diagnosticar ciertos tipos de tumores de tiroides.