Biopsia en perros

Biopsia es el término utilizado para describir el procedimiento en el que se toma una muestra de tejido de un perro para análisis microscópico. Este procedimiento es generalmente invasivo y requiere anestesia general.

Dependiendo del órgano o tejido a biopsiar, se pueden usar varias técnicas. Si un pequeño trozo de tejido es todo lo que se necesita, se puede realizar una "biopsia incisional". En algunas situaciones, los tumores completos pueden extirparse y enviarse, lo que se conoce como "biopsia por escisión".

Cuando se extrae un tumor, los márgenes externos del tejido que se ha extirpado quirúrgicamente deben evaluarse microscópicamente para determinar si se eliminó con éxito toda la masa.

Los resultados de la biopsia indicarán qué tipo de tumor o proceso de enfermedad está ocurriendo y ayudarán al veterinario a decidir qué terapia es mejor para su mascota.

Atención veterinaria para perros sometidos a biopsia

Cada vez que un perro está enfermo, el veterinario hará muchas preguntas para desarrollar un historial completo de la progresión del problema. Estas preguntas incluirán la edad de su mascota, cuándo comenzó el problema, cómo ha progresado con el tiempo y qué tratamientos ha probado y con qué resultados.

Después de obtener un historial completo, es probable que el veterinario realice un examen físico completo de su mascota, incluida la comprobación de fiebre, palpando (sintiendo) el abdomen de su mascota y escuchando su corazón y pulmones.

Diferentes pruebas para realizar biopsias en perros

  • Es posible que se necesiten análisis de sangre y orina para ayudar a determinar la causa subyacente de la enfermedad o como un examen de salud general antes de la anestesia.
  • Se pueden tomar radiografías (rayos X) para ayudar a identificar el problema. Los tumores, si están presentes, a menudo se pueden ver en las radiografías.
  • También se puede realizar una ecografía (ecografía) para identificar anormalidades en la estructura de los órganos abdominales o torácicos.
  • Técnicas de imagen más avanzadas, como la tomografía computarizada (CT) o la resonancia magnética (MRI) están disponibles en algunos hospitales veterinarios especializados.
  • Técnicas de biopsia para perros

    Dependiendo del órgano que necesita biopsia, hay una variedad de formas de realizar la biopsia.

  • Cirugía exploratoria abdominal. Durante la cirugía, se pueden tomar biopsias incisionales de múltiples órganos al mismo tiempo.
  • Endoscopia Usando un endoscopio de fibra óptica como guía, se pueden extraer pequeños trozos de tejido de la cavidad nasal, el estómago, el intestino o el colon. Este procedimiento requiere anestesia general pero no implica una incisión quirúrgica.
  • Las lesiones cutáneas y los tumores se pueden biopsiar usando una variedad de agujas e instrumentos para biopsia.
  • La médula ósea y la médula ósea pueden biopsiarse con agujas especiales.

    Cuidados en el hogar para perros después de biopsias

    Después de una biopsia, la mascota debe descansar y restringirse de la actividad durante aproximadamente 1-2 semanas para permitir que el sitio de la biopsia sane. Si su mascota lame o mastica su incisión, puede ser necesario un collar isabelino para evitar que abra o infecte la incisión.

    Los resultados de la biopsia generalmente están disponibles en aproximadamente una semana. Según los hallazgos, se pueden sugerir recomendaciones de tratamiento o pruebas adicionales.

  • Ver el vídeo: Como se realiza una biopsia en un perro. (Agosto 2020).