Mantener a tu gato saludable

Los peligros de las pulgas en los gatos

Los peligros de las pulgas en los gatos

Si tienes un gato, probablemente estés familiarizado con las pulgas. Y probablemente esté familiarizado con los muchos comerciales y anuncios que lo alientan a comprar productos para deshacerse de las pulgas o evitar que se alimenten de su mascota. Damos mucha importancia a la prevención de pulgas en nuestras mascotas porque las pulgas son más que simples insectos chupadores de sangre; Las pulgas son responsables de causar y transmitir enfermedades en los gatos. Algunos de estos incluyen:

La dermatitis por alergia a las pulgas es una enfermedad común asociada con las picaduras de pulgas. Aunque cada picadura de una pulga puede causar irritación leve de la piel, algunos gatos pueden desarrollar alergia a la saliva de la pulga. Lo que esto significa es que solo una picadura de pulga puede provocar irritación, picazón y agravamiento significativos. La dermatitis por alergia a las pulgas es una enfermedad con picazón y los gatos comúnmente se rascan, lo que resulta en la pérdida de cabello. Por lo general, el cabello en la base de la cola generalmente se ve afectado, pero hay pequeñas costras y enrojecimiento en todo el cuerpo del gato. El tratamiento primario de la dermatitis alérgica por pulgas es eliminar las pulgas existentes y prevenir futuras picaduras de pulgas.

Las tenias son un parásito común asociado con las pulgas. Aunque no se transmiten por picaduras, las pulgas causan infestaciones de tenia cuando el gato se prepara e ingiere una pulga que transporta la larva de la tenia. Después de la ingestión, la larva de la tenia continúa desarrollándose en el tracto gastrointestinal del gato. Cuando se desarrolla, la cabeza de la tenia se adhiere a la pared intestinal y pequeños segmentos llenos de huevos se desprenden periódicamente y salen del recto. Estos segmentos son alimentados por larvas de pulgas y el ciclo continúa. Aunque las tenias generalmente no causan enfermedades en el gato, se recomienda la eliminación de la tenia.

La anemia por picadura de pulgas ocurre en infestaciones severas de pulgas o en pequeños gatitos. Cuando una pulga pica, se alimenta de sangre. Con muchas pulgas alimentándose al mismo tiempo, puede ocurrir una pérdida de sangre significativa, lo que resulta en anemia severa. Las transfusiones de sangre, la suplementación con hierro y la hospitalización son frecuentemente necesarias. Algunos gatos pueden no sobrevivir a la anemia por picadura de pulga.

Hemobartonella es un parásito sanguíneo transmitido por pulgas. Este parásito se adhiere a los glóbulos rojos, lo que resulta en la destrucción final de estas células que transportan oxígeno. Si no se trata, la hemobartonella produce anemia grave. Se necesitan transfusiones de sangre y hospitalización, así como antibióticos específicos, para darle al gato una oportunidad de sobrevivir. Alrededor de un tercio de los gatos afectados con hemobartonella no sobreviven.

La peste no es cosa del pasado. Aún ocurriendo en el suroeste de Estados Unidos, Yersinia pestis, la causa bacteriana de la peste, se transmite por las pulgas. Los gatos y los humanos son susceptibles a esta bacteria. Los gatos afectados pueden mostrar signos de abscesos, dificultad para respirar, debilidad o fiebre. El tratamiento incluye hospitalización, líquidos intravenosos y antibióticos. La eliminación de las pulgas es crucial.

Al conocer las posibles enfermedades que pueden causar esas pulgas, es posible que comprenda por qué hay tantos productos para pulgas disponibles. La pulga no solo es una molestia, sino que también puede ser mortal.

Ver el vídeo: Picaduras de pulgas en humanos (Abril 2020).