Enfermedades condiciones de perros

Balanopostitis (inflamación del pene y el prepucio) en perros

Balanopostitis (inflamación del pene y el prepucio) en perros

Descripción general de la balanopostitis canina

Balanopostitis es el término médico utilizado para describir la inflamación del pene y el prepucio (la cubierta de piel en el vientre del perro que cubre el pene). Hay una variedad de causas de balanopostitis, que incluyen lesiones, infecciones bacterianas, fimosis (constricción de la apertura del prepucio para que el prepucio no pueda retroceder para exponer el pene) y tumores. La balanopostitis es uno de los problemas más comunes que afectan el prepucio y ocurre con mayor frecuencia en perros machos intactos (no castrados).

De qué mirarLos signos de balanopostitis en el perro pueden incluir:

  • Secreción amarilla o verde amarillenta (pus) visible en la punta del pene o prepucio
  • A veces secreción sanguinolenta del prepucio o pene
  • Posible hinchazón e inflamación alrededor del pene / prepucio
  • Lamer excesivamente el prepucio
  • Incomodidad
  • Desinterés en la cría
  • Posiblemente letargo, fiebre y pérdida de apetito si hay una infección grave.

Diagnóstico de balanopostitis en perros

La inspección y el examen cuidadosos de todo el prepucio y el pene son de suma importancia y a menudo son diagnósticos. Su veterinario examinará el área en busca de lesiones, cuerpos extraños y tumores. Un examen completo puede requerir sedación o anestesia del animal, especialmente si el perro tiene dolor en el área.

Las pruebas de referencia, como un recuento sanguíneo completo, un perfil bioquímico y un análisis de orina, generalmente se encuentran dentro de los límites normales, a menos que haya una infección vesical, prostática o sistémica. La orina para el análisis de orina generalmente se recupera de la vejiga para que la descarga de la balanopostitis no contamine la muestra.

El cultivo bacteriano y el análisis citológico (examen bajo el microscopio) de la descarga pueden ser útiles en algunos casos.

Tratamiento de la balanopostitis en perros

El tratamiento de la balanopostitis leve implica mantener el pene y el prepucio limpios y evitar que el perro se lama y se autotrauma mediante el uso de un collar isabelino. En casos más graves, crónicos o recurrentes, las opciones de tratamiento pueden incluir:

  • Eliminación de la causa subyacente si se encuentra uno, tales tumores, adherencias o tejido anormal.
  • Terapia antibiótica
  • Riego diario de la vaina prepucial con una solución antiséptica.
  • Infusión de ungüento antibiótico directamente en la vaina prepucial.
  • Castrar al perro

Cuidado y prevención en el hogar

Es importante seguir las instrucciones dadas por su veterinario. Continúe la terapia durante todo el período de tiempo recomendado.

La recurrencia es común a pesar de la terapia, especialmente cuando no se puede identificar un factor predisponente. Se cree que el enjuague intermitente del prepucio y la esterilización del perro pueden ser de alguna ayuda para minimizar las infecciones posteriores, aunque no hay formas garantizadas de prevenir la afección.