Enfermedades condiciones de perros

Síndrome de agitador blanco en perros

Síndrome de agitador blanco en perros

Descripción general del síndrome de agitador blanco en perros

El síndrome de agitador blanco es una condición extraña en los perros que no se entiende completamente. Parece afectar principalmente a los perros de razas pequeñas con pelaje blanco, de ahí el nombre del síndrome. Los perros afectados de repente desarrollan temblores o temblores continuos, que pueden ser leves o lo suficientemente severos como para causar dificultad para pararse o caminar. El perro está alerta y receptivo, aunque tiene temblores constantes. No hay otros problemas neurológicos o problemas de salud. Los temblores parecen empeorar con el estrés, el manejo o la emoción y disminuyen o se resuelven cuando el perro está relajado o durmiendo.

Los perros afectados con el síndrome de agitador blanco son perros adultos jóvenes entre las edades de 1-6 años. Las razas de perros de bata blanca, como el maltés, el terrier blanco de West Highland, los caniches y el bichón, son los más afectados.

La causa del síndrome de agitador blanco es desconocida. Algunas teorías implican infección o inflamación del cerebro. Otras teorías involucran enfermedades del sistema inmune. Hasta ahora, la causa exacta no se ha determinado. Además, se desconoce el vínculo entre temblores / temblores y perros blancos.

Hay otras enfermedades que se manifiestan como temblores y estas deben descartarse antes de que se pueda administrar el tratamiento adecuado.

  • La exposición a sustancias tóxicas, especialmente alimentos con moho, puede provocar temblores.
  • Varias enfermedades inflamatorias o infecciosas del sistema nervioso también pueden mostrar temblores.
  • Los pacientes epilépticos también pueden tener temblores asociados con la actividad convulsiva.
  • Diagnóstico del síndrome de White Shaker

    La enfermedad de la coctelera blanca no se entiende completamente. Por esta razón, no existe una prueba específica que pueda confirmar el síndrome del agitador blanco. Se realizan una variedad de pruebas de referencia. Aquellos con resultados de pruebas normales y signos típicos son diagnosticados con síndrome de agitador blanco. Esto se llama diagnóstico por exclusión. Otras enfermedades han sido excluidas de la lista de posibles causas de los temblores. Todo lo que queda es el síndrome de agitador blanco.

    Algunas pruebas que su veterinario puede recomendar incluyen:

  • El conteo sanguíneo completo, así como un perfil bioquímico, generalmente se realizan en perros con temblores. En el síndrome de la coctelera blanca, los resultados de estas pruebas suelen ser normales.
  • El electroencefalograma (ondas cerebrales) suele ser normal en el síndrome del agitador blanco.
  • Las punciones espinales pueden revelar algunas células inflamatorias, pero con mayor frecuencia el líquido cefalorraquídeo es normal.
  • La tomografía computarizada (tomografía computarizada) es normal para el síndrome del agitador blanco.
  • Tratamiento del síndrome de agitador blanco

    El tratamiento primario para el síndrome del agitador blanco son los glucocorticoides (esteroides), más comúnmente prednisona. En casos severos, también se puede recetar diazepam (Valium®).

    La prednisona se administra inicialmente dos veces al día durante 4 semanas y luego se reduce gradualmente durante las siguientes 8 semanas. Se ha encontrado que este es el tratamiento más efectivo para el síndrome del agitador blanco.

    Algunos perros se recuperan espontáneamente (sin tratamiento) después de varias semanas. El pronóstico para la recuperación es bueno. Desafortunadamente, dado que se desconoce la causa, pueden ocurrir recaídas.

    Cuidado y prevención en el hogar

    Después de ser diagnosticado con el síndrome de agitador blanco, su perro puede necesitar un poco de ayuda hasta que se recupere. Asegúrese de que los recipientes de comida y agua sean fácilmente accesibles con amplias aberturas. Esto permitirá que el perro coma y beba, incluso si tiene temblores.

    Mantenga a su perro lo más tranquilo posible. Los temblores parecen empeorar en momentos de estrés o emoción. Tenga en cuenta que es posible que su perro no pueda caminar o jugar durante largos períodos de tiempo hasta que los temblores disminuyan. Evite las escaleras o áreas que puedan causar lesiones a su perro.

    Dado que no se conoce la causa del síndrome de la coctelera blanca, no hay forma de prevenirlo.