Enfermedades condiciones de perros

Avulsión del plexo braquial en perros

Avulsión del plexo braquial en perros

Descripción general de la avulsión del plexo braquial en perros

El plexo braquial es una colección de tejido nervioso que surge de la médula espinal, que da lugar a los nervios individuales que irrigan las extremidades anteriores. La avulsión del plexo braquial se refiere al estiramiento y al desgarro de este tejido nervioso. Los nervios generalmente se desgarran de su raíz de unión a la médula espinal.

La causa más común de avulsión del plexo braquial es el traumatismo vehicular, pero cualquier tipo de traumatismo que resulte en una tracción significativa en la extremidad anterior, resultando en un estiramiento excesivo del área de la axila / hombro, puede resultar en avulsión del plexo braquial. La avulsión produce debilidad severa o parálisis de la extremidad anterior afectada.

De qué mirarLos signos de avulsión del plexo braquial en perros pueden incluir:

  • Arrastrando una pata delantera, especialmente arrastrando los dedos de los pies en el suelo
  • Incapacidad para soportar peso en la extremidad afectada
  • Pérdida de la sensibilidad en la pierna debajo del codo.

    Los animales también pueden desarrollar el síndrome de Horner en el mismo lado de la lesión. Este es un problema ocular que causa un ojo hundido, pupila pequeña, tercer párpado elevado y párpado superior caído. Los nervios que controlan parte del ojo surgen de la misma área de la médula espinal que el plexo braquial. Por lo tanto, el traumatismo del plexo también puede provocar anomalías oculares.

  • Pruebas de diagnóstico para avulsión del plexo braquial en perros

    La historia y el examen físico son importantes para cualquier enfermedad o lesión. Es importante determinar si ha ocurrido un trauma, cuándo ocurrió y cómo ha estado actuando la mascota. El examen físico ayudará a su veterinario a localizar la lesión y determinar que la causa del problema de la pata delantera es neurológica y no está relacionada con un problema óseo o muscular.

    Se realiza un examen neurológico para evaluar el movimiento de las extremidades, la sensación y los reflejos. Los resultados de esta prueba también ayudarán a su veterinario a determinar si el daño a los nervios es la causa de la lesión.

    Las pruebas de estimulación eléctrica de la extremidad se realizan con poca frecuencia para evaluar la conducción nerviosa y el grado de daño nervioso. Esta prueba requiere equipo especializado y puede ser necesaria la derivación a un especialista.

    Tratamiento de la avulsión del plexo braquial en perros

    No existe un tratamiento específico para la avulsión del plexo braquial en perros. La atención de apoyo y la fisioterapia en la extremidad a veces pueden ayudar.

    Si la función neurológica no ha regresado en 4 a 6 semanas, la recuperación es muy poco probable. Si hay una interrupción nerviosa completa, la curación no ocurrirá. En estos casos, se recomienda la amputación de la pierna para evitar traumas recurrentes secundarios al arrastre del pie. Además, algunos animales se automutilarán debido a la sensación anormal de las extremidades.

    Cuidados en el hogar

    No hay tratamientos específicos para administrar en casa. El monitoreo de signos de mejora, junto con la evaluación veterinaria es importante.