Primeros auxilios para perros

Toxicidad por anfetaminas en perros

Toxicidad por anfetaminas en perros

Descripción general de la toxicidad de anfetaminas en perros

Las anfetaminas están disponibles como medicamentos recetados para humanos. Se utilizan como supresores del apetito y elevadores del estado de ánimo, así como en el tratamiento del trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Las anfetaminas también se pueden obtener como una droga ilícita.

Los perros generalmente están expuestos a las anfetaminas por accidente. Se puede caer una píldora accidentalmente y luego su mascota puede encontrarla y comerla. A veces, las anfetaminas se administran intencionalmente a los perros como una forma de reducir su hiperactividad. Desafortunadamente, las anfetaminas no funcionan en los perros de la misma manera que funcionan en personas con déficit de atención e hiperactivos. Las mascotas más comúnmente afectadas son los perros jóvenes.

Después de la ingestión, los signos tóxicos generalmente se observan en una o dos horas. Las anfetaminas son estimulantes del sistema nervioso que también afectan el cerebro.

De qué mirar

Los signos de toxicidad por anfetaminas en perros pueden incluir:

  • Inquietud
  • Hiperactividad
  • Agitación
  • Temblores
  • Todo el cuerpo temblando
  • Convulsiones

    El tratamiento veterinario inmediato para la toxicidad de las anfetaminas es crucial y le dará a su mascota una mejor oportunidad de recuperación total. Si no se trata, la toxicidad de las anfetaminas puede ser fatal.

    Diagnóstico de toxicidad por anfetaminas en perros

    El diagnóstico en perros generalmente se basa en los hallazgos del examen físico de presión arterial alta, hiperactividad, corazón acelerado y pupilas dilatadas. Un historial de posible exposición a medicamentos de tipo anfetamínico es muy importante.

    El contenido del estómago, la sangre y la orina pueden analizarse para detectar la presencia de anfetaminas, pero el tratamiento debe iniciarse antes de completar estas pruebas, ya que los resultados de la prueba pueden demorar varios días.

    Tratamiento de la toxicidad por anfetaminas en perros

    Espere que su veterinario le recomiende hospitalización con fluidos intravenosos continuos. Los tratamientos adicionales pueden incluir:

  • Sedantes para reducir la estimulación del sistema nervioso.
  • Carbón activado para reducir la absorción estomacal adicional de la droga
  • Muestras de sangre para controlar la función de los riñones, ya que los riñones también pueden verse afectados por la estimulación de anfetaminas.
    Con un tratamiento rápido, la mayoría de las mascotas con toxicidad por anfetaminas se recuperan y regresan a casa sin daños permanentes.
  • Cuidado y prevención en el hogar

    Si es testigo de la ingestión de anfetaminas, comuníquese con el veterinario de su familia o el centro de emergencia veterinaria local para recibir instrucciones. Se le puede indicar que induzca el vómito. Esto solo debe hacerse si un veterinario lo indica específicamente, ya que el vómito inapropiado puede ser dañino y peligroso.

    Después del tratamiento para la toxicidad de las anfetaminas, el cuidado en el hogar está dirigido principalmente a proporcionar un entorno tranquilo y tranquilo para permitir que el sistema nervioso y el cerebro del perro se recuperen. Esté atento a la disminución del apetito, vómitos o letargo profundo. Si siente que su mascota no está mejorando, consulte a su veterinario familiar para obtener instrucciones adicionales sobre el cuidado en el hogar.

    La forma de prevenir la toxicidad de las anfetaminas es evitar el acceso a las anfetaminas. Mantenga los medicamentos recetados fuera del alcance de sus mascotas. Asegúrese de tener en cuenta todas las píldoras faltantes. Eduque a su familia para que entiendan que las anfetaminas pueden ayudar a calmar un déficit de atención y una persona hiperactiva, pero no calmarán a un perro hiperactivo. Los síndromes de déficit de atención no se han diagnosticado en perros.