General

Causas de inflamación de las glándulas anales en los gatos

Causas de inflamación de las glándulas anales en los gatos

Es importante comprender las glándulas anales inflamadas. Los gatos no experimentan inflamación de las glándulas anales con tanta regularidad como los perros; pero cuando lo hacen, un esfuerzo incómodo, dolor y picazón los harán sentir miserables. Mantenga vacíos los sacos anales de su mascota para mantenerla en buen estado de salud y sin molestias.

Problemas de las glándulas anales

Cuando su gato se convierte en el número 2, su esfínter trabaja para estrechar sus sacos anales, esencialmente exprimiéndolos. Este proceso drena las glándulas de un líquido muy maloliente, un marcador de olor. Por diversas razones, esta función de vaciado no siempre se lleva a cabo, lo que suele provocar una impactación. La inflamación comienza cuando las secreciones de las glándulas se vuelven significativamente más espesas con el tiempo. El bloqueo resultante puede causar graves molestias. Cuando se ignora tal inflamación, las infecciones y los abscesos son posibilidades potencialmente dañinas.

Blandura

Las heces especialmente blandas a veces son responsables de la inflamación e impactación de las glándulas anales. Si las heces de su gato no son firmes con regularidad, puede tener más riesgo de enfermedad del saco anal que otros.

Tamaño

El tamaño de las heces también puede provocar inflamación de la glándula anal. Si las heces de su gato suelen ser pequeñas, es posible que no puedan producir la fuerza suficiente para aplicar la presión adecuada sobre las glándulas anales. Esta falta de presión podría ser la razón por la que las glándulas siempre permanecen llenas y, por lo tanto, provocan problemas de inflamación desagradables.

Diarrea

Si su gatito sufrió recientemente de diarrea, las heces acuosas frecuentes que son parte de la afección podrían ser las culpables de la inflamación de la glándula anal.

Rica en grasas

En algunas situaciones, la dieta de su bola de pelusa puede ser la causa de los problemas de inflamación de la glándula anal. Si su gato consume demasiada grasa de forma regular, las secreciones de su glándula anal pueden adquirir una sensación más pegajosa, espesa y pesada. Cuanto más pesadas sean las secreciones, es más probable que se espesen y causen problemas de obstrucción. Si sospecha que el consumo excesivo de grasas es la causa principal de la inflamación de su gato, hable con su veterinario sobre las formas adecuadas de cambiar su dieta y evitar que este asqueroso dolor de cabeza por impactación vuelva a ocurrir.

Atención veterinaria

A la primera señal de inflamación de la glándula anal en su gato, desde arrastrar su trasero por el suelo hasta un esfuerzo notable cuando va al baño, programe una cita con el veterinario. No le dé tiempo a la afección para que empeore y provoque un absceso peligroso y doloroso. Juega siempre a lo seguro con la salud de tu gatito.


Ver el vídeo: QUE ES Y COMO TRATAR UNA FISTULA EN MASCOTAS? (Junio 2021).