Enfermedades condiciones de gatos

Lesión conjunta en gatos

Lesión conjunta en gatos

Lesión conjunta en gatos

La lesión articular es una lesión traumática de las estructuras dentro o alrededor de la articulación. Las estructuras articulares incluyen: el cartílago articular, que es el cartílago que cubre el hueso dentro de la articulación; la cápsula articular y la membrana sinovial, que es el tejido que rodea el espacio articular; tendones y ligamentos; y el líquido sinovial (articular). El traumatismo en cualquiera de estas estructuras puede provocar lesiones en las articulaciones.

Muchas veces la lesión se debe a un traumatismo cerrado. Esto puede causar inflamación del tejido, hinchazón o daño articular o articular más severo. Las mascotas atropelladas por automóviles suelen sufrir lesiones en las articulaciones.

Las lesiones que penetran en la articulación generalmente resultan en una infección articular. Las heridas por mordedura son una causa común. El ejercicio o incluso la actividad de rutina, como correr o saltar, ocasionalmente puede causar lesiones de cartílago o ligamento, a menudo sin ningún evento traumático observado. El más común de este tipo de lesión es una lesión craneal cruzada.

Un traumatismo grave en la articulación puede provocar una fractura de la fisis, que es la parte del hueso que se encuentra junto a la articulación. Las fracturas de fosa pueden ser difíciles de reparar quirúrgicamente.

Las lesiones articulares tienden a ser bastante dolorosas. Por lo general, solo una sola articulación se verá afectada por una lesión articular traumática.

De qué mirar

  • Cojera aguda (repentina)
  • Inflamación de articulaciones
  • Heridas externas en la piel alrededor de la articulación.
  • Calor y sensibilidad alrededor de la articulación.
  • Diagnóstico de lesión articular en gatos

  • Una buena historia y un examen físico completo son importantes para establecer un diagnóstico preciso.
  • Se puede requerir sedación o anestesia para examinar completamente la articulación. Los animales con lesiones agudas tienden a resistir la manipulación articular, ya que tiende a ser doloroso.
  • Las radiografías (rayos X) de la articulación afectada revelarán fracturas articulares y mostrarán hinchazón articular.
  • La artrocentesis es la inserción de una aguja en el espacio articular y extraer algo de líquido puede ayudar a determinar la naturaleza de la lesión. El líquido articular se envía para análisis microscópico y cultivo.
  • Si hay antecedentes de traumatismo grave, como un accidente automovilístico, se pueden recomendar radiografías de tórax para descartar un traumatismo torácico antes de la intervención quirúrgica.
  • Tratamiento de lesiones articulares en gatos

    Se necesita un diagnóstico preciso para una terapia adecuada. A la espera de un diagnóstico definitivo, ciertos tratamientos pueden ser apropiados.

  • El descanso estricto en la jaula permite disminuir la movilidad, reducir el movimiento articular y disminuir el dolor.
  • Las heridas externas, si están presentes, deben limpiarse.
  • Proporcionar una venda o vendaje de soporte puede disminuir la hinchazón y ayudar a controlar el dolor.
  • El alivio del dolor con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos o narcóticos es muy útil.
  • Cuidados en el hogar

    Si la atención veterinaria no está disponible de inmediato, se pueden tomar ciertas medidas. Restrinja cualquier actividad física tanto como sea posible. Las lesiones agudas, especialmente si la articulación está caliente, a veces pueden beneficiarse de las compresas de agua fría. Muchas veces esto reducirá la hinchazón.

    Si hay una herida presente, puede limpiarla con agua jabonosa tibia o peróxido de hidrógeno. Si es posible, elimine los restos extraños y aplique una envoltura ligera.

    Póngase en contacto con su veterinario para ver si administrar un medicamento antiinflamatorio no esteroideo como la aspirina estaría indicado para aliviar el dolor hasta que busque atención veterinaria.